Biografía

Miguel Campello, cantante de “elbicho” se lanza en solitario aprovechando el descanso que el grupo ha decidido darle al proyecto, tras 10 años de carretera y 4 discos gracias a los cuales se ha convertido en una de las bandas de culto con mas fuerza y originalidad de flamenco-rock de la última década. Ahora, con “Chatarrero”, Campello nos abre una escotilla a un mundo interior surrealista repleto de objetos destartalados con vida propia des-ubicados en medio del campo bajo un cielo abierto. Entre enciclopedias deterioradas y muñecos impregnados de recuerdos, Chatarrero acorta y estira el tiempo con ritmos y grooves de otro planeta, sillas colgantes y, neveras que conservan el espíritu de épocas pasadas, cuando las cosas que se creaban no eran de usar y tirar y tanto la vida como el arte en general eran menos efímeros.

                                             

"Agua, pan, amor y vino": cuatro sencillas y a la vez intensas palabras para definir y dar título al nuevo disco de Miguel Campello. Una andadura que continúa la saga Chatarrera, cuando el artista comenzó su carrera en solitario bajo el apodo Miguel Campello Chatarrero.

Una breve carta de presentación para comenzar a indagar en el gran álbum que ha preparado el de Elche y que ha sido produci​do por el propio Miguel Campello junto a Guillermo Quero, que ha mezclado y masterizado el disco (Guillermo Quero ha sido ingeniero de sonido en trabajos diversos: Jorge Drexler, Amaral, El bicho, Alex Ferreira, Juan Perro, Mecano, Chambao, Björk o U2). Imposible de clasificar en un sólo estilo, hablar de Miguel Campello siempre es hablar de mestizaje con mayúsculas. Flamenco, rock

fusión, rumba, jazz, ritmos chill out y hasta hip hop. Un mix al alcance de muy pocos, porque el artista capaz de lograr temas tan variados pero sin perder su sello de identidad, es un artista con una capacidad creativa que traspasa estilos y no entiende de fronteras entre ellos. Así es Campello, artista multidisciplinar que, además de componer e interpretar, tiene una inquietud por la pintura que le lleva a hacer cuadros o crear el dibujo que da vida al libreto de su nuevo disco, un póster tomado de su pintura en tiza sobre pared.

El disco alcanza uno de sus muchos puntos álgidos con una colaboración de lujo: La Mari de Chambao en el tema "Danza el aire". Intensa melancolía en “No llora mi pez”. Sueños llenos de dudas en “Radio Chatarrera”. La búsqueda de la libertad es constante en muchos temas, como “Navegando”. Campello hace una revisión muy personal del rap en la canción: "Poeta de la furgoneta". Y "Agua, pan, amor y vino" es el tema elegido como single de presentación, homónimo al disco.

Un trabajo completo que realza la creatividad y pasión en la composición e interpretación de Miguel. Historias que van de lo más amplio a lo más minúsculo: del sol, los planetas, la luna y las estrellas, de la primavera, los pájaros, los peces, las flores, las ramas y hojas de los árboles. Canciones sobre el amor y el desamor envueltas en paisajes y naturaleza. De la cotidianeidad hecha poesía. De las "Ganas de vivir", como uno de sus temas. En definitiva, de la vida. De sus complicaciones y de las cosas más sencillas. De la sencilla grandeza de Miguel Campello.